Galletas de jengibre (gingerbread men cookies)

1999. Hombrecitos de galletas de jengibre (Gingerbread men cookies)

Siempre me ha gustado que así como las ciudades y las personas tienen sus historias, muchos platos que comemos, incluso los más sencillos, también tengan algo que contar. Lo más interesante es que hay recetas que muchas veces han existido en las mesas por décadas, incluso siglos, que se generan muchas versiones sobre su procedencia.

Por eso, así como este blog nace de la idea de escribir mi historia personal a través de mis recetas, para los platos que me gustan mucho y llegan a mi cocina me encanta saber de donde vienen. Son como forasteros o extranjeros que deciden inmigrar y ser devorados en la casa.

Por ejemplo, una vez escribí todo un cuento para un concurso sobre la historia del tiramisú, que me la dejaré guardada en un baúl por si me animo a hacerla en estas páginas comestibles más adelante. Ahora después de semanas intentando en casa las famosas galletas de hombrecitos de jengibre, descubro algo interesante: siempre pensé que era una receta norteamericana, cuando en realidad es europea. Tal vez es porque la probé por primera vez en Miami en mi primer viaje en 1999. Sobre el lugar exacto de su nacimiento, hay muchas versiones como el caso del tiramisú. Dicen que el primero que las creó, fue un monje armenio, que en realidad creó el pan de jengibre, y que lo llevó hasta Francia a finales del siglo XV. Hay historias que trascienden a Inglaterra, Alemania, Francia y Bélgica, pero tal vez la más ocurrente, es que en la corte de Isabel I de Inglaterra, la reina regalaba a sus visitas galletas en formas parecidas a ella. Un poco egocentrista, no?

En fin, si les gustan las especias y quieren llenar tu casa con un símbolo bastante navideño en épocas de diciembre, los invito a realizar esta receta que es deliciosa! Pero eso sí, recuerda que la masa de estas galletas es pegajosa, así que no te vayas a preocupar mucho en tu proceso de elaboración porque una vez que las hornees el sabor y textura de estas galletas es súper rico!

La receta de las galletas de jengibre (gingerbread men cookies)

Cantidad: entre 20 y 30 galletas dependiendo el tamaño de tu molde

Ingredientes:

3 tazas de harina de trigo (all purpose flour)

¾ taza de azúcar morena

1 tbsp (cucharada) de canela en polvo

1 a 1.5 tbsp (cucharadas) de jengibre en polvo (yo uso 1.5 porque mi jengibre es muy suave)

½ tsp (cucharadita) de clavos en polvo (como yo no tenía en casa tome un mortero y los triture hasta que se me hicieron polvo)

½ tsp (cucharadita) de sal

½ tsp (cucharadita) de nuez moscada rallada o en polvo

1 tsp (cucharadita) de bicarbonato de sodio

120 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

½ taza de dulce quemado (unsulphered molasses). Como el de Colombia es muy oscuro yo usé ¼ de taza de miel y otro ¼ de dulce quemado. Este ingrediente también se conoce como melasa o quemado de panela.

1 huevo grande (yo uso AAA)

1 tsp (cucharadita) de extracto o esencia de vainilla

Para el “icing” o cobertura decorativa de las galletas:

1 taza de azúcar pulverizada

2 tbsp (cucharada) de leche entera

1/2 tbsp (cucharada) de extracto o esencia de vainilla

Colorantes verdes y rojos (a veces con una gota basta para pintar la mezcla).

¿Qué hago?

1 En un bowl grande mezclo los ingredientes secos: harina, sal, jengibre, canela, clavos y bicarbonato.

2 En una batidora pongo la mantequilla y bato a baja velocidad por unos 30 segundos. Agrego el azúcar y procedo a batir un minuto más a velocidad baja media.

3 Una vez la mantequilla y el azúcar se mezclan bien, agrego el huevo, el dulce quemado (o melasa o quemado de panela) y la vainilla. Bato a velicidad baja media por dos minutos o hasta que se mezclen. Se empieza a formar una mezcla muy oscura.

4 Vuelvo a batir y esta vez a la mezcla voy agregando gradualmente los ingredientes secos (los del bowl del paso 1!). No agrego todo de golpe, sino de poco en poco para que bata bien.

5 Una vez se formó la masa, la saco del bowl de la batidora y divido en dos partes y formo unos discos que voy a envolver con papel vinipel (o plástico transparente). Guardo esos discos en la nevera por al menos 3 horas. La masa suele ser pegajosa (sticky), así que no te asustes, es su consistencia.

6 Retiro los discos de la nevera y dejo que la masa se adapte a la temperatura ambiente (o sea que no esté fría). Agrego un poco de harina en la superficie y luego pongo el disco y con un rodillo aplano la masa. Con un molde empiezo a hacer los muñecos y voy colocando en la bandeja para hornear con un papel para horno (parchment paper) y una tela de silicón.

Con mucho cuidado movilizo los muñecos porque es fácil que se desarmen.

7 Precaliento el horno a 180°C o 350 F. Una vez esté caliente, pongo a hornear las galletas por 8 a 10 minutos. No pego los muñecos, porque las galletas crecen un poco y podrían pegarse entre sí. Yo por ejemplo por el tamaño de la bandeja que uso para hornear, máximo pongo entre 6 y 8 galletas.

8 Puedo comerlas así! Pero es más divertido y lindo si las decoras. Para el icing mezclo la leche, la vainilla y la azúcar pulverizada.

9 Separo en varios bowls y a cada uno le pongo un colorante distinto y empiezo a decorar colocándole sonrisas, ojos, botones, entre otros a los muñequitos! Es relajante y puedes divertirte con tus sobrinos o tus hijos haciendo figuras! Las mías no quedaron tan lindas como pueden ver! 😉

Tip #1: Si el molde de galletas no es muy grande hornea por unos 7 minutos.

Tip #2: Puedes reemplazar la melasa por miel, así tal vez queden más claras las galletas porque la melasa que se vende  acá en Colombia es muy oscura, pero la verdad el color es lo que menos importa, porque el sabor de las galletas con melasa es más rico.

You may also like - También te puede interesar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *