Salsa a la boloñesa (o ragú bolognese)

1991. Salsa a la boloñesa (o ragú bolognese)

Aunque la onda de cocina creativa me encanta y la disfruto, lo tradicional también me parece fantástico. Apreciar y valorar cada plato de cada lugar es para mí lo más cerca que existe a lo que llamo “humildad gastronómica”.  Muchas veces me pregunto qué pensarían personas que crearon recetas hace siglos que pasarían con ellas. Por ejemplo, las comarcas en Boloña que consumían continuamente su famosa salsa boloñesa (o ragú bolognese) y que tal vez ni pensaron que esa comida abundaría restaurantes no solo en Europa, sino que trascendería hasta otros continentes.

Continue Reading

Esponjado de limón

2016. El esponjado de limón y el primer año de Foodógrafo!

Si alguien me pidiera un consejo de vida, le diría siempre: haz cosas que te apasionan, así podrás ser feliz. Inviértele tiempo a tus sueños. Trabaja en ellos. No quiero sonar una persona que te da discursos de autoayuda, pero aunque a veces no lo parezca, la vida está llena de cosas buenas. Alguien seguramente me dirá que no siempre hacer cosas que te gustan es del todo posible, porque tienes ciertas responsabilidades a las que no puedes faltar y debes sacrificar unas por otras. Pero yo soy un ejemplo de que si es así. Mi trabajo principal desde hace años ya no tiene el mismo encanto que cuando empecé. Eso podría definirse como que hoy soy un hombre frustrado. Sin embargo, debo confesar que más bien me sucede lo contrario. A falta de un trabajo que me entusiasme exponencialmente, el resto del día logro incorporar cosas que me hacen muy feliz. Durante muchos años lo sigo haciendo y esas actividades van variando con el tiempo y otras se mantienen estáticas, pero al fin y al cabo, me alegran.

Continue Reading

Escalivada catalana

2002. Escalivada catalana

En el libro que estoy leyendo en estos días, Murakami plantea mundo real paralelo al mundo actual. No es un mundo imaginario, es tan solo otro que ocurre con las mismas personas, los mismos lugares, los mismos vehículos, solo que mucha gente no se da cuenta. La única diferencia realmente notable de cambio de mundo es que hay dos lunas en el nuevo.

Continue Reading

RIO y su sabor carioca: una guía por la cidade maravilhosa

RIO Y SU SABOR CARIOCA: UNA GUÍA POR LA CIDADE MARAVILHOSA

Con las ciudades, por así decirlo, establecemos conexión o desconexión. Nos gustan o no nos gustan. ¿Cuántas  veces no hemos estado discutiendo con amigos y conocidos sobre cuál es la ciudad más linda de Europa, si lo es París o Londres. Y en algunas casos, nos gustan más las ciudades por lo que nos han dado que por si realmente son bonitas o tienen encanto. Por ejemplo, yo siempre disfrutaré Caracas, tal vez porque soy venezolano y viví en ella más de 15 años, y construí amistades que son más resistentes que los árboles. Con Bogotá, me sucede que estoy agradecido por todo lo que me ha dado: un gran amor, un buen trabajo, el sueño de crear estas páginas comestibles, entre otras tantas alegrías. Pero hace poco, tuve un encuentro muy importante, porque fue con una de esas ciudades de las que nada me debía, ni nada necesitaba darme, pero que aún así sin mucha expectativa me fue enamorando. Me gusta mucho que haya encuentros con las ciudades que se vuelvan una especie de amor a primera vista y pasas feliz viéndola y caminando con las ganas de que el viaje no termine. Esto me sucedió con Río de Janeiro. Río, fantástica, maravilhosa como es su adjetivo, me mostró otra ciudad hermosa en Latinoamérica y de ella me llevé un lindo recuento de 9 días que me permiten con mucha emoción escribir sobre ella, y mostrarles (tal vez una cara algo turística), para que los futuros viajeros y visitantes decidan que harán con base a las opciones que les dejo.

Continue Reading

Bolitas iraníes energizantes de almendras y dátiles

2017. Bolitas iraníes energizantes de almendras y dátiles (dates and almond energy balls)

Es usual que muchas veces escuchemos a gente que conoce a vegetarianos y veganos decir cosas como “yo no podría”. Es como una necesidad que tienen las personas de hacer saber lo difícil que sería comer sin carne, aun cuando nadie le pide esas explicaciones. Yo no soy vegetariano, pero si es una realidad que disfruto mucho mis días y mis comidas “meatless”. Me atrevería incluso a decir que en estos momentos, si sumara los desayunos, almuerzos y cenas de mis semanas, cerca del 70% de mis comidas son sin proteína animal.

Continue Reading