Hamburguesas de lentejas

2016. Hamburguesas  de lentejas

Cuando era pequeño odiaba las lentejas. Eran de las peores comidas que me podía dar mi madre. Como si fuera poco, si alguna vez mis padres viajaban y nos tocaba almorzar en casa de mi tía Laura o mi abuela, corría con la mala suerte que también me servían lentejas. Era realmente una tragedia para mí. Pero creo que como le pasa a muchas personas, cuando crecí mi paladar se fue mudando y empecé a descubrir un fantástico mundo delicioso en el que participaba las lentejas.

Continue Reading

Mango Sticky Rice (o arroz thai pegajoso con mango)

2015. Mango sticky rice

Cuando estuvimos paseando en el 2015 por Asia, disfrutamos comer tantas cosas distintas. Éramos felices probando huevos fermentados, serpiente, insectos. La verdad es que a veces nos pasábamos de locos, pero así somos. El asunto es que yo pasaba feliz, pero después de varios días, Jorge me dice: lo que no es común acá es que no hay casi cultura de postres. Yo no me había dado cuenta porque nunca he sido muy goloso, y desde niño me acostumbré a las frutas que servían mis papas al terminar las comidas. Pero Jorge, que sus menganos preferidos son los dulces, ya después de varios días necesitaba complacerse con alguno. Nos fuimos dando cuenta que en los menus era muy reducida la oferta de dulces, y solían ser de hecho muchos postres occidentales como un tiramisú, o una torta de chocolate.

Continue Reading

Cerdo Char Siu (o Char Siu Pork)

2015. Cerdo Char Siu

Nosotros en casa tenemos una lista de lugares que nos gustaría visitar los próximos años. Muchas veces son remotos, lejanos y queremos hacerlo ahora, en esta etapa tan linda de nuestras vidas que estamos viviendo en la que nos amamos mucho, en la que estamos saludables y en la que es mucho más importante que las anteriores: hemos descubierto que somos excelentes compañeros de viaje.

Porque un compañero de viaje, se vuelve un actor súper importante. Mi balance después de viajar con amigos y familiares, es que me ha ido bien, pero recuerdo que los primeros días al volver de los viajes generalmente no quería a muchas de esas personas. Nunca se destruyó una amistad o un vínculo familiar, pero mis niveles de paciencia se reducían. Creería yo que sucedía muy probablemente también del otro lado.

El tema es que cuando uno hace un viaje, debe fluir bastante la comunicación previa esa aventura. Si eres una persona planificada y sabes que el otro va a querer dejarlo toda a la suerte cuando aterrices al lugar, no quedará otra que aceptarlo o negociarlo. En fin, son tantos detalles y tan importantes a veces que pueden hacer que una relación se rompa y no vuelva a ser lo mismo.

En esa larga lista de países, ciudades e islas que queremos visitar, China aparece. No como la más inmediata, pero si a mí me llena de curiosidad conocer aunque sea una gota de ese gigante. Incluso por ser el país con mayor variedad diversidad de recetas en el mundo (más que Francia, Perú e Italia), gastronómicamente me causa mucho interés. Hay varios platos de origen cantonés que me llaman la atención, como este el Char Siu Pork o barbacoa china. Este plato muy popular en China consiste en tomar el lomo de cerdo y bañarlo con miel o azúcar, cinco especias, vinagre de arroz o jerez y otros ingredientes, dejándolo marinar por horas para que adquiera ese color rojizo quemado que tanto sabor le da.

Lo interesante es que esta receta la descubrí gracias a los vietnamitas! Leyendo mi libro de recetas de comida callejera, encontré que en Hanoi hacían rollitos de lechuga con langostino y cubos de cerdo char siu. De ahí despertó mi curiosidad el cerdo y como venían almorzar mis cuñados, preparé una receta muy rápido de ese plato, pero sin marinarlo suficiente y usando pocos ingredientes. El cerdo era tan resbaloso que no pude integrarlo a los rollitos, sino que lo piqué en cubitos y lo serví como otro acompañante. A Claudia le encantó en especial el sabor de ese plato, así que ahí me quedé pensando que tal vez si hacía la receta con más tiempo y con todos los condimentos, el sabor final sería todavía mejor. Por eso hoy después de intentar unas 3 o 4 combinaciones encontré una receta que nos ha servido, y que estoy seguro que si tienes una parrilla o asador en casa, te quedará aún mejor. Que la disfruten y que viajen como yo a China a través de los bocados del char siu pork.

La receta del Cerdo Char Siu (o char siu pork)

Ingredientes:

Para marinar:

2 tbsp hoisin sauce

1/2 tbsp azúcar morena o blanca

2 tbsp miel

1 tsp salsa de ostras

1 1/2 tbsp (cucharada) de salsa de soya (normal o si tienes oscura, usa 1/2 oscura y 1 normal)

1/2 tsp (cucharadita) de polvo 5 especias chinas

1/2 tsp (cucharadita) aceite de ajonjolí (no es critico si no tienes)

¾ a 1 tbsp (cucharada) de aceite vegetal

Opcional: colorante rojo o achiote

Para el cerdo:

1 libra o 500g lomo de cerdo entero. A veces incluso pueden ser 600-700gramos  para ese marinado.

1 tbsp (cucharada) de miel

¿Qué hago?

1 Pongo todos los ingredientes del marinado en una olla pequeña y los pongo a calentar hasta que empiezan a hervir por 30 segundos. Apago y dejo enfriar.

2 En un bowl coloco el lomo de cerdo y baño con la salsa de marinado.

3 Tomo una bolsa “ziplock” y meto el cerdo con toda la salsa. Cierro bien y guardo en el refrigerador de 3 a 24 horas (preferiblemente si lo dejas de un día para otro es mejor).

4 Saco de la nevera el cerdo y dejo afuera hasta que se adapte a temperatura ambiente.

5 Precaliento horno a 180°C o 350F. Tomo un papel para hornear y coloco sobre una bandeja y meto en el horno. Saco el cerdo de la bolsa con cuidado sin botar la salsa restante y lo coloco sobre una rejilla para honear y meto por encima de la que tiene el papel para hornear como se muestra aquí:

Esto permite que la salsa que absorbió el cerdo caiga sobre el papel de hornear y no sobre las paredes del horno.

6 La salsa de marinado que sobró del lomo de cerdo la reservo en un bowl y le agrego la miel restante y mezclo.

7 Horneo por 30 minutos el cerdo, y lo retiro. Con un pincel o una espátula tomo salsa de marinado y se lo paso por toda la superficie.

8 En una sartén tipo parrilla pongo asar por dos minutos a cada lado aproximadamente o hasta que ves que el cerdo se ve más tostado (a veces es más rápido). Voy agregando con el pincel constantemente algo de marinado sobre el cerdo.

9 Apago, retiro, y dejo unos 10 minutos reposar el cerdo, para proceder a cortarlo tipo en lonjas delgadas.

Usualmente, se sirve con arroz o vegetales chinos, yo lo suelo acompañar con ensaladas o vegetales al vapor.

Tip #1: la salsa de ostras no es critico. Si no la tienes en casa puedes omitirla.

Tip #2: los asiáticos no usan aceite de oliva, en tu receta integra otro aceite vegetal.

Continue Reading