Carnes y pescados

Curry verde con pollo (chicken green curry)

2015. Curry verde con pollo (chicken green curry)

Tailandia es un país con muchas maravillosas recetas, de las cuales muchas de ellas ya las hemos empezado a publicar en estas paginas comestibles. Sin embargo, cuando pienso en ese lugar es inevitable que recuerde con mucho apetito los ricos curry que nos comimos en Bangkok y Chiang Mai.

Esos platos súper picantes que nos hacía sudar de alegría, y que aunque fueran muy fuertes, no podíamos parar de comerlos. Fue en Chiang Mai en una clase de cocina que por primera vez supimos porque los currys son verdes, son rojos o tienen otros nombres. Ellos, los thais, están acostumbrados a preparar sus pastas de curry metiendo en un mortero gigante una inmensa variedad de especias que de acuerdo a la mezcla hace que sea verde, roja, panang u otro tipo.

Me emocionó mucho haber hecho con mis propias manos esa pasta, pero soy consciente que algunas de esas especias son difíciles de encontrar en esta parte del mundo y que por eso la mejor vía para hacer un curry es comprar la pasta o base hecha. De esos encuentros con la cocina thai hubo dos ingredientes que conocí y que por suerte se consiguen en Bogotá: el kaffir lime y el ginger galangal. El primero, ingrediente que lleva este Green curry, es una planta citrica que da un fruto arrugado que guarda parecido al limón verde o a la lima. Lo curioso de este ingrediente es que la fruta no se usa casi, sino más bien sus hojas. A mí me emocionaron tanto estas hojitas que pensando que no las encontraba en Bogotá, me traje la maleta llena de ellas (ligando que no me las quitaran en el aeropuerto de Nueva York cuando hice escala). Por eso, sabiendo que en occidente tienes la posibilidad de traer Tailandia a tu mesa a través de un plato tan típico con los curry, me aventuro en prepararle una receta muy sencilla y deliciosa! Pero tranquilos que hice mis pruebas y le bajé una cucharada al curry para que no pique tanto como los Chiang Mai. Que la disfruten!

La receta del Green Curry de pollo

Para 3-4 personas

Ingredientes:

400 gramos de pollo (en filetes deshuesado)

2 tbsp (cucharadas) de pasta de curry verde (la receta original son 3, pero te puede quedar muy picante!)

3 a 4 tazas de leche de coco

5 berenjenas thai pequeñas (si no las encuentras, puedes reemplazar con baby corn o con guisantes chinos)

2 ajíes rojos frescos cortados en aros largos

2 hojas de kaffir lime (si no las encuentras reemplaza por dos tsp (cucharaditas) de ralladura de limón)

¼ taza de hojas de albahaca (si encuentras albahaca dulce tailandesa, mejor todavía!)

1 ½ tbsp (cucharada) de fish sauce

1 tsp (cucharadita) de azúcar (o palm sugar si encuentras)

1 tbsp (cucharada) de aceite de canola o girasol para cocinar

Hojitas de albahaca para decorar

Atención: este plato se prepara en wok, pero si no tienes usa una olla grande.

¿Qué hago?

1 Corto el pollo en varias piezas de unos 3 cm y las berenjenas en unos 8 trozos largos delgados, algo como se muestra aquí:

2 Cocino arroz jazmin siguiendo las indicaciones del empaque de arroz.

3 En un wok pongo a calentar el aceite a fuego medio y agrego la pasta de curry. Bajo el fuego y agrego gradualmente una taza y media de la leche de coco, y dejo que se mezclen ambos ingredientes. Este proceso es relativamente rápido, demora unos 30 segundos a 2 minutos como mucho.

4 Agrego el pollo y las hojas de kaffir lime y dejo cocinar for unos 3 minutos o hasta que se ve que el pollo ya no está crudo. Agrego el resto de la leche de coco, el fish sauce y el azúcar. Cuando el curry empieza a evaporarse agrego las berenjenas y las hojas de albahaca. Si se ha bajado mucho el curry, agrego un cuarto de taza de agua y mezclo.

5 Una vez las berenjenas se han cocinado, apago el fuego y sirvo con hojas de albahaca y aros de ají.

Acompaño el curry con un bowl de arroz. Se come mezclando el arroz jazmin. Puedes comer con palitos chinos el pollo y las berenjenas y con una cuchara el curry.

Tip #1: Puedes convertir este plato a vegano quitando el pollo y agregando muchos vegetales como zanahorias, cebollas, tallos de apio, entre otros.

Tip #2: El primer momento que la pasta de curry se calienta en aceite desprende un fuerte olor picante! No te asustes! que cuando se mezcle con la leche de coco se suavizará.