Recetas

Nammurah: el postre del primer beso

1987. Nammurah: el primer beso

Una vez pregunté en unos cursos de cocina libanesa que dí hace un mes, ¿cómo fue tu primer beso? Nadie respondió que fue lindo y memorable. Lo cual es de suponer, porque los primeros besos de la adolescencia, suelen ser torpes y experimentales, ya que besar es un arte. Sin embargo, tiene su talento y pienso que muchas veces reconocemos alguien que nos gusta por como besa, ya que es en las mayoría de la veces, el primer encuentro afectivo que tenemos con alguna persona. Todo empieza con el beso.

Eso es lo que evoca ese dulce árabe que se llama Nammurah: el primer beso. Y fue tal vez este, el primer postre que probé, ya que mi mamá solía prepararlo los sábados por la tarde y mientras jugábamos nos acercábamos a la mesa y tomábamos con la mano uno de esos rombos o cuadritos que ella dejaba en una bandeja para que tuviéramos una merienda.

Hace unos meses, tuve un enorme antojo de Nammurah, lo cual me pareció raro, porque no me pasa mucho porque soy más de salados que de dulces, pero creo que en el fondo, la verdadera necesidad que tenía era de comer la comida de mi mamá. Así que por buena suerte para mí, estaba mi prima Laila de visita y me enseñó a preparar este rico postre. Luego mi madre me pasó sus medidas, y con ellas construí esta receta que nos queda muy rico.

Si tu primer beso no fue lo que tal vez esperabas, tal vez tu primer beso dulce libanés sea muy rico preparando esta receta. Que lo disfruten!

La receta del Nammurah (semolina cake) o del primer beso

Ingredientes:

2 tazas de yogur espeso sin dulce o tipo griego

100 gramos de mantequilla derretida

2.5 tazas de sémola o semolina de trigo

¾ taza de azúcar refinada

2 tsp (cucharadita) de polvo de hornear

¼ taza de agua

Melado de azúcar: 3 a 4 tazas de azúcar, 1/4 de taza de agua de azahar, 1 ¾ de taza de agua y un limón. O con la misma cantidad de limón y azúcar, puedes usar 1/2 taza de agua de azahar y 1 1/2 de taza de agua.

Ojo: si no tienes agua de azahar, usa solo agua, pero el postre no tendrá el aroma floral.

¿Qué hago?

1 Mezclo sémola con mantequilla derretida. Agrego gradualmente el azúcar mezclando con un tridente de madera o una paleta.

Continúo con el yogur, luego el agua y el polvo de hornear hasta lograr masa homogénea y espesa.

2 Mantequillo o engraso con aceite el molde. Vierto la masa y dejo reposar unas 3 horas.

3 En paralelo hago el melado: caliento el agua con el azúcar, el limón y el agua de azahar, dejo que se cocine al menos 20 minutos, revolviendo cada 2 o 3 minutos verificando que haga quedado un melao y no un caramelo. Hago este proceso con cuidado, ya que si hierve el melao puede botarse de la olla y dejar pegostoso el fogón.

4 Después de haber dejado reposando el molde con la masa, con un tenedor formo cuadrados o rectángulos y coloco almendras sobre la superficie.

5 Horneo por 20 minutos a 350 F/ 180°C. Saco del horno vierto la mitad del melado (frio) y vuelvo a hornear por 20 minutos o hasta que se dore la superficie.

6 Retiro del horno y vierto el melado restante. Sirvo.

Disfruto de este primer beso dulce libanés y puedo comer con la mano!!!

Tip: Este postre es más rico al día siguiente. Vale la pena probar al día porque el melado se ha integrado más a la masa.

Tip #2: Hay varias versiones de este postre, esta es la que yo he aprendido, mi mamá me pasó una receta sin yogur pero lleva más agua, la cual no he intentado todavía.