Ovolacto

Aborrajados de plátano

2014. Aborrajados de Plátano Maduro

Cuando cumplí 33 años en el 2014, Jorge me regaló de cumple un viaje para conocer Cali. De hace rato le tenía ganas, porque me había puesto en la tarea de ir hasta lugares naturales lejanos, pero esta ciudad todavía no la conocía. Además, siempre había establecido como cierta empatía por los caleños, porque son alegres, tienen el festival de salsa (que aunque la bailo muy mal me encanta), comen muy rico y no soy tan regionalistas como en otras ciudades del país.

Así que para noviembre nos escapamos un fin de semana largo a disfrutar del famoso show de salsa Delirio, y conocer la ciudad. Pero sobre todo, nos comimos Cali. Estuvimos visitando restaurantes geniales en diferentes zonas de la ciudad, comiendo típica comida como las marranitas, la chuleta valluna, el sancocho y por supuesto mis preferidos y los protagonistas de esta publicación: los aborrajados, que son unos pasteles de plátano maduro rellenos de queso e incluso si lo quieres dulce con bocadillo de guayaba.

Por eso, evocando el divertido fin de semana en Cali, y para celebrar la gastronomía colombiana que irá apareciendo en el blog más adelante, quiero que estos ricos aborrajados sea la primera receta de este lindo país en aparecer en estas páginas comestibles. Que lo disfruten!

La receta de los aborrajados

Para 6 personas

Ingredientes:

2 plátanos maduros

1 bloque de 200 gramos de queso doble crema o mozzarella

3 tbsp (cucharadas) de harina de trigo

2 huevos

1 tbsp (cucharada) de azúcar

1 chorrito de leche

Una pizca de sal

Aceite vegetal para freír (no uses de oliva)

Opcional: 1 bloque de 100 gramos de bocadillo de guayaba

Necesito una bolsa plástica limpia preferiblemente transparente.

Nota aclaratoria: si eres español y estás leyendo esta receta, por favor toma en cuenta que en Latinoamérica la fruta que conoces como plátano es para nosotros banano o cambur, y que el plátano de nosotros sería el “plantain” que no es usual en España.

¿Qué hago?

1 Pico los plátanos en 3 tramos. Si los plátanos son muy grandes, lo pico en 4 trozos. Pico el queso y el bocadillo en lonjas de 4 o 5 cms de largo y 1 cm de grosor (medidas aproximadas, yo lo hago al ojo). En un bowl mezclo la harina, azúcar, sal, huevos y leche.

2 Pongo a freír los trozos de plátano hasta que se ponen dorados los plátanos. Esto por cada lado dura entre 2 y 3 minutos. Si se queman un poquito no importa porque así está más suave el plátano. Retiro del sartén y dejo escurrir el aceite.

3 Coloco el plátano entre la bolsa plástica, de modo que quede cubierto entre un lado y el otro.

4 Con la ayuda de una espátula, cucharón o con la palma de la mano presiono hasta aplastar el plátano y que me quedo una especie de disco.

5 En el centro coloco dos o tres lonjitas de queso y una de bocadillo (opcional).

6 Cierro de manera que me quede el relleno cubierto.

Nota: otra opción es cortar el plátano frito en dos pedazos, aplanar y formar un sándwich con el relleno del queso y el bocadillo de guayaba.

7 Sumerjo los aborrajados en la mezcla de harina y huevo, y procedo a freír por uno o dos minutos a cada lado.

8 Sirvo como acompañante o como entrada.

Es súper delicioso!!!

Nota foodógrafa: si bien es cierto que los aborrajados son un plato doblemente frito, y que se podrían crear alternativas más saludables como por ejemplo de cocinar en agua el plátano inicialmente, yo quise rescatar la receta como la prepararía una mamá, una tía o una abuela caleña.