Postres + Recetas + Saludable + Vegano

Pudín de mango, chía y mandarina

2017. Pudín de mango, chía y mandarina

Fue hasta hace muy poco que la leche de coco apareció en mi vida. Cuando hablo de hace poco me atrevo a decir que no debo llevar unos diez años usándola. Mi memoria falla a veces y me pregunto muchas veces si la habré comprado en Caracas para alguna comida. Si no fue así entonces con seguridad puedo decir que este magnifico ingrediente es reciente.

En cambio el mango, es una fruta que me ha acompañado toda la vida. Mi San Juan, el pueblo donde ya les he contado que nací en pleno centro de Venezuela, está lleno de matas de mango, y en su época que va como desde noviembre hasta mayo (o tal vez un poco menos) la matas (que nunca he entendido bien porque le dicen mata sin son unos arboles bastante grandes) se llenan de sus frutos. Mientras que en algunos países   del mundo (muchos europeos) es casi una exquisitez, en mi pueblo se arrancan de los arboles. Tal vez por eso en una buena parte de mi infancia y adolescencia nunca le di el valor que se merecía y me deslumbraba por ejemplo por cualquier fruto rojo.

La chia por ejemplo, apareció sin duda alguna en mi vida en Colombia. Soy un curioso de todo lo comestible y cuando iba a comprar mis frutos secos y semillas aparecía la chia. No entendía bien que era y no me sabían explicar. Para ese momento, Chia solo se sonaba a esa pequeña ciudad del área metropolitana de Bogotá. Nada más.

Y finalmente, la mandarina, que aunque aparece en mi vida también desde pequeño, nunca entendí muy bien, porque el jugo (o zumo como le dicen en España) podía ser tan raro en Venezuela. Al llegar a Colombia, descubrí que este país se puede dar el gusto de ser uno de los pocos en el mundo en el que el jugo de mandarina no es un lujo.

Estas historias de mi relación con los ingredientes son los que derivan en mi receta de esta semana: el pudin de chia, mango y mandarina, cuya base no es ninguno de esos tres fulanos, sino que es la leche de coco. Este postre muy saludable, pero súper refrescante viene a ser la versión afrutada de uno que les trajimos el año pasado con chocolate. Espero que lo disfruten y que en algún momento cuando se coman algo, se permitan recordar cómo fue su encuentro y su relación con ciertos ingredientes especiales. Que lo disfruten!

La receta del pudin de mango, chia y mandarina

Ingredientes:

1 lata de leche de coco (o si tienes una natural 1 taza grande)

1 mango muy maduro (o dos medianos)

½ taza de jugo de mandarina recién exprimida

3 tbsp (cucharadas) de chía

1 chorro generoso de endulzante como jarabe de agave (o si no eres vegano puedes usar miel).

Opcional para decorar: fresas, arandanos, uvas, chocolate, almendras y/o hojas de yerbabuena.

Nota: si los mangos no son muy dulces o las mandarinas muy ácidas incrementa tu chorro de endulzante (jarabe de agave)

¿Qué hago?

1 Exprimo las mandarinas para hacer jugo, quito la cascara del mango y los corto en trozos o cuadros. En un vaso de licuadora agrego la leche de coco, el mango, el jugo de mandarina y el chorro de endulzante.

2 Licúo por 45 segundos o hasta que ya no quedan trozos enteros de mango y la mezcla se ha vuelto amarilla. Paso a un bowl y agrego las cucharadas de chía.

3 Mezclo bien la chía y guardo en la nevera el recipiente por 2 horas o más (incluso puedes dejar de un día para otro).

Sirvo en vasos o copas de vidrío y decoro con cubos de mango o gajos de mandarina, o con cualquier otra fruta. A mí me gusta con fresas.

Tip #1: si todavía quieres hacer el postre más ligero puedes sustituir el jarabe de agave por estevia en polvo en proporción de usar una cuchara de estevia por un chorro de jarabe.

Tip #2: este postre lo puedes mantener por una semana refrigerado.

Tip #3: puedes sustituir por piña y naranja el mango y la mandarina, pero para mí la combinación ganadora es la de esta receta.

Tip #4: puedes agregarle más chía como 5 cucharadas, pero te quedará más “grumoso” y menos suave. Eso me pasó intentando las recetas, y tuve que repetirla con menos cantidad de chía para mejorar la textura del pudín.

Y no dejes de seguir mi cuenta en instagram @food.o.grafo que tiene una galería comestible muy divertida!