Mango Sticky Rice (o arroz thai pegajoso con mango)

2015. Mango sticky rice

Cuando estuvimos paseando en el 2015 por Asia, disfrutamos comer tantas cosas distintas. Éramos felices probando huevos fermentados, serpiente, insectos. La verdad es que a veces nos pasábamos de locos, pero así somos. El asunto es que yo pasaba feliz, pero después de varios días, Jorge me dice: lo que no es común acá es que no hay casi cultura de postres. Yo no me había dado cuenta porque nunca he sido muy goloso, y desde niño me acostumbré a las frutas que servían mis papas al terminar las comidas. Pero Jorge, que sus menganos preferidos son los dulces, ya después de varios días necesitaba complacerse con alguno. Nos fuimos dando cuenta que en los menus era muy reducida la oferta de dulces, y solían ser de hecho muchos postres occidentales como un tiramisú, o una torta de chocolate.

Entonces empezamos nuestra aventura de encontrar opciones muy asiáticas y fue la verdad una tarea muy difícil. Sin embargo, hubo uno que es como el protagonista de la habitación dulce de los tailandeses: el mango sticky rice.

El mango sticky rice, que su traducción al español con jerga colombiana no sería más que un arroz masacotudo con mango, fue nuestro dulce acompañante por ciudades y playas tailandesas y donde fuimos y lo probábamos era delicioso. Fue mucho después que descubrimos que la sencillez en la preparación de ese postre hacía que fuera posible disfrutarlo en muchos lugares diferentes. El arte de este postre radica en la preparación del arroz, mientras en este lado del mundo nos preocupamos porque el arroz quede suelto para los tailandeses es necesario que el arroz sea pegajoso (sticky) para que la receta funcione. La primera vez que lo intentamos en casa, nos dimos cuenta que el arroz jazmin, ni el basmati era el que ellos usaban, sino uno que se llama “glutinous” (glutinoso), que ya se puede comprar en Bogotá. Nosotros importamos como 5 kilogramos y hemos estado más de dos años consumiéndolo.

Pero como es una realidad que no es un arroz fácil de encontrar en este lado mundo, hoy en el blog les enseñamos como prepararlo de la manera thai y también usando un substituto. Que lo disfruten!

La receta del mango sticky rice

Ingredientes:

1 libra o 500 gramos de arroz glutinoso (glutinous)

3 tazas de leche de coco

1 tsp (cucharadita) de sal

5 a 6 tbsp (cucharadas) de azúcar morena

2 mangos maduros grandes

¿Qué hago?

Método 1 thai con arroz glutinoso:

1 Cuando quiero que el arroz me quede a la manera thai, uso por supuesto el arroz glutinoso y esta vaporera thai, que consiste en un cono de mimbre con una olla metálica gigante. Este objeto se consigue por amazon.

2 Pongo en remojo el arroz por tres o cuatro horas, y luego procedo a lavarlo dos o tres veces.

3 Le quito el agua al arroz y lo envuelvo en un pedazo de tela blanco (que suele traer la vaporera thai),

y lo pongo en el cono de mimbre.

Lleno la olla de agua como hasta la mitad o un poco más de la olla y pongo a cocinar a fuego medio con la cesta de mimbre puesta encima. Una vez hierve el agua empieza a cocinar el arroz.

Lo dejo por 25 a 30 minutos, o hasta que se ve que el arroz cambia de color como hacia beige o hueso. A veces prefiero dejarlo 35 minutos para asegurarme que el grano no quede crudo.

4 Apago el fuego y dejo que se enfríe, transfiero a un bowl.

Método 2 con arroz regular:

1 Aunque no hay un verdadero sustituto para el arroz glutinoso, lo recomendable es que uses un arroz de grano corto que es más usual que se pegue. Usa dos tazas de arroz.

2 No necesitas ni remojarlo, ni lavarlo. Yo lo que hago es que tomo el arroz y lo pongo en una olla y coloco agua hasta que lo cubre solo ligeramente por encima del nivel del arroz, como una pulgada más.

3 Agrego media cucharadita de sal y pongo a calentar la olla a fuego alto hasta que hierve el agua y luego lo bajo. Tapo la olla y dejo que se cocine por 12 minutos sin moverlo. Chequeo si se consumió el agua, y si es así con un tenedor hago un hueco en el centro y dejo cocinar otros 5 a 10 minutos. Apago el fuego y saco el arroz y lo pongo en un bowl para esperar que se enfríe.

4 En estas dos páginas me ayudan mucho para tener alternativas de como hacer sticky rice, pero están en inglés:

https://food-hacks.wonderhowto.com/how-to/make-delicious-thai-sticky-rice-without-steamer-rice-cooker-0159464/

https://www.tablespoon.com/posts/how-to-make-sticky-rice-at-home

Finalmente, cómo termino de hacer el mango sticky rice una vez tengo el arroz hecho:

1 En una olla pequeña pongo a fuego bajo 1/2 taza de leche de coco a cocinar por 40-60 segundos a fines de que se evapore un poco y quede cremosa. Apago y reservo. Esto se vuelve mi topping.

2 En otra olla más grande pongo el resto de la leche de coco (2 tazas y media) a cocinar a fuego bajo, y cuando ya esté caliente, agrego el azúcar y la sal y mezclo hasta que se disuelve.

3 Una vez disueltos los ingredientes, agrego el arroz con el fogón encendido, hasta que absorbe la crema de la leche de coco y apago. Cubro la olla con un trapo o una tapa y dejo reposar unos 10 minutos como mínimo antes de servir.

4 Pico varias lonjas o trozos de mango y en un plato sirvo el arroz acompañado de la fruta!

5 Esparzo el topping de leche de coco por encima y puedo decorar con flores  o trocitos de maní triturados.

Es un postre delicioso! Si te gusta el dulce entonces usa 6 o 7 cucharadas de azúcar!

Continue Reading

Cerdo Char Siu (o Char Siu Pork)

2015. Cerdo Char Siu

Nosotros en casa tenemos una lista de lugares que nos gustaría visitar los próximos años. Muchas veces son remotos, lejanos y queremos hacerlo ahora, en esta etapa tan linda de nuestras vidas que estamos viviendo en la que nos amamos mucho, en la que estamos saludables y en la que es mucho más importante que las anteriores: hemos descubierto que somos excelentes compañeros de viaje.

Porque un compañero de viaje, se vuelve un actor súper importante. Mi balance después de viajar con amigos y familiares, es que me ha ido bien, pero recuerdo que los primeros días al volver de los viajes generalmente no quería a muchas de esas personas. Nunca se destruyó una amistad o un vínculo familiar, pero mis niveles de paciencia se reducían. Creería yo que sucedía muy probablemente también del otro lado.

El tema es que cuando uno hace un viaje, debe fluir bastante la comunicación previa esa aventura. Si eres una persona planificada y sabes que el otro va a querer dejarlo toda a la suerte cuando aterrices al lugar, no quedará otra que aceptarlo o negociarlo. En fin, son tantos detalles y tan importantes a veces que pueden hacer que una relación se rompa y no vuelva a ser lo mismo.

En esa larga lista de países, ciudades e islas que queremos visitar, China aparece. No como la más inmediata, pero si a mí me llena de curiosidad conocer aunque sea una gota de ese gigante. Incluso por ser el país con mayor variedad diversidad de recetas en el mundo (más que Francia, Perú e Italia), gastronómicamente me causa mucho interés. Hay varios platos de origen cantonés que me llaman la atención, como este el Char Siu Pork o barbacoa china. Este plato muy popular en China consiste en tomar el lomo de cerdo y bañarlo con miel o azúcar, cinco especias, vinagre de arroz o jerez y otros ingredientes, dejándolo marinar por horas para que adquiera ese color rojizo quemado que tanto sabor le da.

Lo interesante es que esta receta la descubrí gracias a los vietnamitas! Leyendo mi libro de recetas de comida callejera, encontré que en Hanoi hacían rollitos de lechuga con langostino y cubos de cerdo char siu. De ahí despertó mi curiosidad el cerdo y como venían almorzar mis cuñados, preparé una receta muy rápido de ese plato, pero sin marinarlo suficiente y usando pocos ingredientes. El cerdo era tan resbaloso que no pude integrarlo a los rollitos, sino que lo piqué en cubitos y lo serví como otro acompañante. A Claudia le encantó en especial el sabor de ese plato, así que ahí me quedé pensando que tal vez si hacía la receta con más tiempo y con todos los condimentos, el sabor final sería todavía mejor. Por eso hoy después de intentar unas 3 o 4 combinaciones encontré una receta que nos ha servido, y que estoy seguro que si tienes una parrilla o asador en casa, te quedará aún mejor. Que la disfruten y que viajen como yo a China a través de los bocados del char siu pork.

La receta del Cerdo Char Siu (o char siu pork)

Ingredientes:

Para marinar:

2 tbsp hoisin sauce

1/2 tbsp azúcar morena o blanca

2 tbsp miel

1 tsp salsa de ostras

1 1/2 tbsp (cucharada) de salsa de soya (normal o si tienes oscura, usa 1/2 oscura y 1 normal)

1/2 tsp (cucharadita) de polvo 5 especias chinas

1/2 tsp (cucharadita) aceite de ajonjolí (no es critico si no tienes)

¾ a 1 tbsp (cucharada) de aceite vegetal

Opcional: colorante rojo o achiote

Para el cerdo:

1 libra o 500g lomo de cerdo entero. A veces incluso pueden ser 600-700gramos  para ese marinado.

1 tbsp (cucharada) de miel

¿Qué hago?

1 Pongo todos los ingredientes del marinado en una olla pequeña y los pongo a calentar hasta que empiezan a hervir por 30 segundos. Apago y dejo enfriar.

2 En un bowl coloco el lomo de cerdo y baño con la salsa de marinado.

3 Tomo una bolsa “ziplock” y meto el cerdo con toda la salsa. Cierro bien y guardo en el refrigerador de 3 a 24 horas (preferiblemente si lo dejas de un día para otro es mejor).

4 Saco de la nevera el cerdo y dejo afuera hasta que se adapte a temperatura ambiente.

5 Precaliento horno a 180°C o 350F. Tomo un papel para hornear y coloco sobre una bandeja y meto en el horno. Saco el cerdo de la bolsa con cuidado sin botar la salsa restante y lo coloco sobre una rejilla para honear y meto por encima de la que tiene el papel para hornear como se muestra aquí:

Esto permite que la salsa que absorbió el cerdo caiga sobre el papel de hornear y no sobre las paredes del horno.

6 La salsa de marinado que sobró del lomo de cerdo la reservo en un bowl y le agrego la miel restante y mezclo.

7 Horneo por 30 minutos el cerdo, y lo retiro. Con un pincel o una espátula tomo salsa de marinado y se lo paso por toda la superficie.

8 En una sartén tipo parrilla pongo asar por dos minutos a cada lado aproximadamente o hasta que ves que el cerdo se ve más tostado (a veces es más rápido). Voy agregando con el pincel constantemente algo de marinado sobre el cerdo.

9 Apago, retiro, y dejo unos 10 minutos reposar el cerdo, para proceder a cortarlo tipo en lonjas delgadas.

Usualmente, se sirve con arroz o vegetales chinos, yo lo suelo acompañar con ensaladas o vegetales al vapor.

Tip #1: la salsa de ostras no es critico. Si no la tienes en casa puedes omitirla.

Tip #2: los asiáticos no usan aceite de oliva, en tu receta integra otro aceite vegetal.

Continue Reading

Singapore Sling (Cóctel)

2015. Singapore Sling 

Ya con más de 60 recetas publicadas en estas páginas comestibles uno empieza a darse cuenta qué le gusta a la gente, que no es más que conocer un poco más a los lectores. Por ejemplo, sucede que los postres gustan mucho, pero paradójicamente dos recetas veganas como el hummus y el pan de linaza (al que la verdad no le aposté mucho) son las más leídas del blog. La primera se puede ver venir porque siempre hablo de mis raíces libanesas y porque ya he dado cursos de cocina donde la he integrado. La segunda si fue toda una sorpresa. Lo fue, porque por ser receta saludable pensé que jamás la gente le haría caso.

Todo esto se vuelve divertido, porque yo soy un neurótico de los números, me le paso todo el tiempo contando cosas, sacando cuentas, haciendo proyecciones, armando presupuestos, y ahora que tengo el blog verifico a diario las estadísticas. Sin embargo, como esto es un proyecto personal, y más que un proyecto es un sueño, no solo me gusta consentir a los lectores cuando me piden una receta, sino darme gustos personales como hacer recetas que aunque pueda prever que no serán muy leidas, me di ese gran placer que es cocinar para mi mismo. Como por ejemplo, es prepararme un buen cóctel, que es una realidad que son las recetas que menos curiosidad le causan a los foodo-followers.

Así que una tarde de sábado saqué un montón de botellas y me puse a mezclar licores para adaptar la receta original de un fantástico cóctel asiático mi versión con lo que se encuentra en Colombia. El Singapore Sling es uno de esos tragos que si tuviera un bar me encantaría que nunca dejara de falta en la carta. Tuve la fortuna de probarlo en Vietnam la primera noche que llegué a conocer sudeste asiático y desde ahí me fue acompañado por muchas noches y tardes en esas tierras. Ese trago nació en el Raffles Hotel de Singapur y ahora que andamos de vacaciones recorriendo otros países en Asia, me parecía lindo acompañar brindar con un Singapore Sling.

La receta del Singapore Sling

Para un cóctel.

Ingredientes: (tal cual de la receta del Raffle’s Hotel)

30ml Gin.

15 ml Cherry Brandy (ver substituto al final de la receta)

120 ml jugo de piña.

15 ml jugo de limón

7.5 ml Cointreau.

7.5 ml Dom Benedictine (ver substituto al final de la receta)

10 ml Granadina.

Un toque de amargo de angostura al final.

Decorar con una rodaja de piña y una cereza.

¿Qué hago?

1 Tomo un coctelero y agrego todos los ingredientes menos el amargo de angostura y lo que usaré para decorar. Agrego unos cubos de hielo y agito varios segundos con las dos manos haciendo varios movimientos hacia arriba y hacia abajo.

2 Sirvo en un vaso corto, largo o de cóctel. Usualmente es en un vaso corto. Agrego una pizca de amargo de Angostura y decoro el vaso con un trozo de piña o una cereza.

Substitutos: Para el Cherry Brandy yo suelo usar Vino de cerezas o algún otro licor de cerezas. El Dom Benedictine es un licor de hierbas, yo sustituyo por uno amarillo que se llama Chartreuse o en el caso más difícil por Brandy.

 

Continue Reading

Ensalada de zanahorias y pistachos

2017. Ensalada iraní de zanahorias y pistachos 

Hay verdades tan grandes como una casa. Una de ellas es: si en un viaje te gusta algo mucho: cómpralo! No esperes para después porque es posible que no lo encuentres. Yo todavía no aprendo esa lección. La última vez me pasó hace poco, cuando estuvimos en marzo de paseo por India, en todas las esquinas que veíamos libros siempre me topaba con una de cocina india que me enamoraron sus fotos. Como lo veía tan seguido y el libro era grande y pesado me confié y dije: lo compraré en el aeropuerto de salida. ¿Cuál fue la gran sorpresa? No quedaba! Se había agotado. Así que curioseando y con las ganas de llevarme un libro de gastronomía, me topé con uno iraní que captó mi atención por su portada azul con dorado y por las fotos del interior.

Llegando a Bogotá me puse a la tarea de aprender cocina iraní sin haber estado en Irán, y de ahí surgieron recetas sencillas como las bolitas de dátiles y almendras que ya publiqué hace unas semanas, y hoy quiero compartir otra de ese libro: una ensalada súper saludable y deliciosa a base de zanahorias ralladas y pistachos tostados con aderezo de jugo de arándanos, que nos ha gustado mucho y ya la hemos hecho varias veces en casa.

A veces una cosa te lleva a otra, y buscando un libro de cocina india volví con uno iraní. Lo bueno fue que por Amazon encontramos el otro libro y ya viene en camino para enseñarnos muchas cosas ricas! Mientras tanto los invito a disfrutar de esta rica ensalada!

La receta de la ensalada iraní de zanahorias y pistachos

Ingredientes:

350-400 gramos de zanahorias peladas y ralladas (son unas 2 grandes o 3 medianas)

1 puño de menta fresca picadita (15-20gramos)

1 puño de perejil picadito (15-20gramos)

2 tbsp (cucharadas) de jugo de limón

3 tbsp (cucharadas) de aceite de oliva extra virgen

1 ½ tbsp (cucharada) de concentrado de jugo de arándano (la receta original lleva concentrado de granadas o pomegranate molasses)

½ tsp (cucharadita) de sal

½ tsp (cucharadita) de pimienta recién molida

20 gramos de pistachos sin cascaras y cortados en dos o tres piezas (chopped)

Opcional: 1 taza de semillas de granada

¿Qué hago?

1 Rallo la zanahoria, pico los verdes y le quito la concha (cáscara) a los pistachos.

2 Pongo a tostar los pistachos en una sartén a fuego medio por unos segundos (con cuidado porque se pueden quemar).

3  Hago el aderezo: mezclo el concentrado de arándanos, el aceite de oliva, limón, sal y pimienta.

4  En un bowl combino la zanahoria con el perejil y menta. Agrego el aderezo y mezclo.

5 En el momento de servir la ensalada agrego los pistachos encima, mezclo ligeramente. Si tengo granadas también se las pongo a la ensalada.

Tip #1: puedes reemplazar la menta por yerbabuena.

Tip #2: esta receta es recomendada para una dieta vegana. Puedes hacerla crudivegana sin tostar los pistachos.

Si tienes alguna duda no dejes de escribirme a foodografos@gmail.com o por instagram a @food.o.grafo

Continue Reading

Causa limeña de atún

2001. Causa limeña de atún

Una de las mejores cosas de no poder ver el futuro son las sorpresas que te da la vida. Por ejemplo, yo nunca me imaginé que en mi recorrido profesional llegaría a trabajar en varios de mi amada Suramérica. En el 2006 entré a trabajar en el área de compras de una consultora de Ingeniería y ella me ha llevado a trabajar además de Venezuela, en países como Argentina, y Colombia, en el que vivo aquí de hace 7 años.

Continue Reading

Arroz de coliflor con pimentones, menta y champiñones (veggie cauliflower rice)

2015. Arroz de coliflor con pimentones, menta y champiñones

De la vida nunca dejará de sorprenderme la bastedad de las cosas, es decir, la diversidad y la cantidad de objetos, espacios, tipos, clases que se han inventado. La ciencia por su lado, las humanidades por otra. Todo está repleto de todo. Y en esa búsqueda es que uno elige que es lo que más le gusta y que le interesa aprender. Y es una certeza que somos en realidad eso que dicen: una gota en un océano. Todavía no salgo de mi asombro y lo disfruto. Porque en ese recorrido de aprendizaje no me he quedado con una sola cosa, sino con un poco de muchas.

Continue Reading
1 2 3 12